General

Artículos y anotaciones generales

Indymedia Argentina: solicitud de adhesión

Publicado en General el 9 de Marzo, 2007, 12:34 por Sergio_Damian


Se solicita la adhesión al documento que se adjunta al final donde se pide entre otras cosas el fin de la represión al pueblo de Oaxaca- México, y la inmediata investigación y esclarecimiento del asesinato de nuestro compañero Brad Will de Indymedia Nueva York, quien fue asesinado mientras tomaba imágenes en un planton del Pueblo de Oaxaca.
Documento:
En Mayo del año 2007, los maestros y maestras de Oaxaca, comenzaron un reclamo interrumpido al gobernador de esa localidad mexicana Ulises Ruiz. Este reclamo fue acompañado por el pueblo traduciéndose en plantones, barricadas, la toma de la municipalidad y de los medios de comunicación. El pueblo organizado reclamaba la renuncia del gobernador.
El 27 de octubre mientras Bradley Ronald Will (Brad Will), periodista de Indymedia registraba imágenes sobre la represión desatada, resistencia y lucha del pueblo de Oaxaca, fue asesinado en un confuso episodio. Luego de su muerte el gobierno de Fox, envió a la Policía Federal Preventiva ( PFP) como supuesta “fuerza pacificadora” que no tomaría partido y vendría a restablecer el orden y libre tránsito, los hechos ocurridos desde entonces demostraron lo contrario.
La presencia de la PFP agudizó la violencia, incrementó la violación sistemática de derechos humanos y se alió con las policías municipales, estatales, grupos militares, paramilitares y la AFI para reprimir y agredir a la población, además de incurrir en actos ilícitos y violaciones a los compromisos internacionales que México ha asumido al firmar y ratificar tratados internacionales en derechos humanos, ejemplo de ello son las detenciones arbitrarias; tratos crueles e inhumanos; torturas y negación del derecho de defensa; allanamientos ilegales de morada; desapariciones de personas; agresiones sexuales a mujeres y hombres; intimidación a integrantes de organismos de derechos humanos; entre otras tantas violaciones.
Estas acciones policíacas se han dado fuera del marco de la ley y han ido en escalada, creando un clima de miedo e inseguridad en la población oaxaqueña. La parcialidad con la que ha actuado el gobierno federal y la falta de instituciones que actúen de forma imparcial y apegada al marco jurídico vigente, ha dejado en estado de indefensión a la población agredida por la carencia de un interlocutor confiable para denunciar la constante violación de los derechos humanos.
Otro factor que contribuye a esta situación son las constantes agresiones e incitaciones a la violencia emitidas desde la pro gubernamental “Radio Ciudadana”, contra diversos actores del movimiento social, que no ha merecido comentario alguno por parte del gobierno federal. Como ejemplo de ello son la incitaciones en dicha estación hacia sus escuchas para destruir las oficinas y agredir físicamente a los integrantes de las organizaciones: Servicios para una Educación Alternativa, A.C. (EDUCA), Red Oaxaqueña de Derechos Humanos (RODH), la Liga Mexicana en Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH) y la Pastoral Social, todas ellas pertenecientes a la red de organizaciones civiles que participan en el marco de ese movimiento, impulsando entre otras cosas, el proceso de diálogo por la paz, la justicia y la equidad en Oaxaca. De igual manera se está convocando a agredir a todos aquellos simpatizantes de la APPO y a los medios de comunicación independientes.
A la luz de los hechos del pasado sábado 25 de noviembre, se generó una ola de violencia provocada por el accionar antes descrito de los cuerpos policíacos, que ha derivado en 31 personas desaparecidas (11 mujeres y 20 hombres) y por lo menos 203 personas detenidas, 50 mujeres y 153 hombres, 4 de ellos menores de edad. Estos actos se han llevado a cabo de manera arbitraria e inconstitucional por el gobierno estatal y federal. De la personas detenidas, 142 fueron trasladadas a un penal de Nayarit de mediana seguridad, bajo el argumento que su perfil es de alta peligrosidad, evidenciando con esto la irregularidad en el proceso de detención por parte de las policías y la arbitrariedad con que están actuando los ministerios públicos en la fabricación del delito y la integración de las averiguaciones previas.

Además, se desencadenaron patrullajes por toda la ciudad durante las 24 horas, de la policía federal, estatal y municipal fuertemente armados, haciendo detenciones y allanamientos, incrementando con ello el estado de inseguridad y terror permanente en la población.
Las Organizaciones Sociales y medios alternativos abajo firmantes manifestamos nuestro repudio total a los actos de represión, persecución política, criminalización de la protesta social y violación de los derechos humanos. Pedimos al gobierno mexicano la libertad de todos los presos y presas políticas. La aparición con vida de las y los desaparecidos. La finalización de la represión al pueblo de Oaxaca. La exhaustiva investigación del asesinato del periodista Brad Will de Indymedia Nueva York y de los demás asesinatos sucedidos.
_______________________________________________
Argentina-comunicados mailing list
Argentina-comunicados@lists.indymedia.org
http://lists.indymedia.org/mailman/listinfo/argentina-comunicados


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
Probalo ya! _______________________________________________
Argentina-comunicados mailing list
Argentina-comunicados@lists.indymedia.org
http://lists.indymedia.org/mailman/listinfo/argentina-comunicados

La Internacional Situacionista

Publicado en General el 3 de Marzo, 2007, 23:15 por Sergio_Damian

"...la Internacional Situacionista, un movimiento vanguardista en el que lo político y lo artístico se fusionan para tratar de superar las condiciones de separación de la vida a las que nos somete la sociedad capitalista avanzada. La historia de la Internacional Situacionista y de su principal figura –Guy Debord- es la historia de la lucha política de los últimos cincuenta años; con sus victorias y sus derrotas, sus grandezas y sus miserias, sus aciertos y sus errores. Llevar a cabo un análisis en profundidad de lo que supuso la Internacional Situacionista es avanzar en pos de la construcción de un movimiento crítico que nos permita conquistar un futuro que nos pertenece menos a cada instante."

La Internacional Situacionista. Auge y caída de la crítica a la sociedad espectacular.

De la lucha de clases al “Estado del Bienestar”. El contexto histórico de la Internacional Situacionista.

“Saber liberarse no es nada; lo arduo es saber ser libre…”

André Gide[1]

Hace ya mucho tiempo que aquel fantasma que una vez recorriese Europa duerme el sueño eterno en las frías catacumbas de la Historia. Poco queda del recuerdo de la intensa agitación revolucionaria que golpeó a la vieja Europa desde que el 28 de septiembre de 1864 naciese la primera Internacional hasta mayo de 1937 en que murió la última esperanza revolucionaria en las calles de Barcelona, bajo las balas de la contrarrevolución estalinista. Un conjunto de símbolos dispersos, una memoria distorsionada y una historia frágil y frecuentemente manipulada es todo lo que conservamos de ese “primer asalto proletario a la sociedad de clases” que sucumbió arrollado por las ruedas de acero del ineludible avance del capitalismo. A ese “primer asalto” siguió un “segundo asalto” que de nuevo hizo temblar los cimientos del capitalismo. Pero el camaleón capitalista volvió a dar un giro de tuerca más que hizo caer sobre la lona a su adversario y nos ató aún más a nuestra miseria. La historia de la lucha contra el capital es la historia una derrota continua. Pero sobre las cenizas de esa derrota –y aprovechando los restos que el incendio no terminó de consumir- se debe empezar a levantar un nuevo edificio, sin miedo a que, una vez más, el fuego del capital devore nuestra obra. Ese “segundo asalto proletario” y –más concretamente- su desarrollo teórico y práctico más sólido, la Internacional Situacionista, es el objeto de estudio de este ensayo. Su finalidad es aprender del pasado para construir el futuro. Vagando de derrota en derrota hasta la victoria final.

El movimiento obrero clásico fue definitivamente derrotado durante la primera mitad del siglo XX. Tras el fracaso de la Revolución Española, la catástrofe que supuso la Segunda Guerra Mundial y la división del mundo de posguerra en dos bloques antagónicos –anverso y reverso de una misma moneda: la dictadura de la industrialización, de la economía independiente del ser humano- se hizo evidente que las tentativas de creación de una sociedad no basada en la mercancía no habían podido superar sus limitaciones propias y las impuestas por el enemigo a batir. El movimiento obrero quedó desarmado ideológicamente, dividido y atrapado en la creciente hostilidad entre el bloque capitalista occidental y la burocracia soviética. A ello se unía el desarrollo de un nuevo modelo de capitalismo, en el que proletariado iba a ser integrado en el sistema mediante su transformación en “consumidor”[2], pasando de ser agente histórico de la revolución a un eslabón más de la cadena. El “Estado del bienestar” nacía a la vez que moría el concepto clásico de lucha de clases. Un mundo nuevo había nacido, pero no era la tan ansiada utopía emancipadora, sino más bien la distopía que presagiaron George Orwell y Aldous Huxley.

A comienzos del siglo XX, al mismo tiempo que el movimiento obrero desarrollaba su lucha histórica por la emancipación política y económica, en el arte se estaba desarrollando otra revolución que luchaba por su liberación del carácter de mercancía de consumo de la burguesía. Las vanguardias artísticas del primer tercio del siglo XX trataron de superar los marcos tradicionales de la actividad artística y de integrar el arte en la práctica cotidiana[3], pero vieron como sus tentativas fracasaban ahogadas por la situación bélica en Europa, por la imposibilidad de superar la cosificación del arte sin previamente superar la cosificación de la propia humanidad y por su clara incapacidad para conectar con los intereses de la clase obrera.

La Segunda Guerra Mundial y el Holocausto –constatación de la barbarie en la que está inmerso el mundo- supusieron un punto de inflexión que costó mucho superar. No será hasta finales de los años cincuenta del siglo XX cuando comiencen a apreciarse signos de una lenta recuperación de la crítica radical –tanto en el ámbito político como en el artístico-, que no terminarán de cristalizar hasta los años sesenta, con la explosión de la llamada “nueva izquierda”. Será en esa década de los sesenta cuando se produzca una renovación teórica y práctica de la izquierda que trata de adaptarse a las nuevas condiciones que impone el capitalismo posindustrial.

En este marco histórico es en el que hay que inscribir a la Internacional Situacionista, un movimiento vanguardista en el que lo político y lo artístico se fusionan para tratar de superar las condiciones de separación de la vida a las que nos somete la sociedad capitalista avanzada. La historia de la Internacional Situacionista y de su principal figura –Guy Debord- es la historia de la lucha política de los últimos cincuenta años; con sus victorias y sus derrotas, sus grandezas y sus miserias, sus aciertos y sus errores. Llevar a cabo un análisis en profundidad de lo que supuso la Internacional Situacionista es avanzar en pos de la construcción de un movimiento crítico que nos permita conquistar un futuro que nos pertenece menos a cada instante.

Los antecedentes: las vanguardias artísticas de los años cincuenta.

“Con el propio concepto de arte está mezclado el fermento que lo supera.”

Theodor W. Adorno[4]

Después del impasse que supuso la Segunda Guerra Mundial y la inmediata posguerra en la que Europa trataba lentamente de recuperarse del desastre, los años cincuenta ven desarrollarse en el viejo continente –especialmente en Francia- una cierta recuperación de los movimientos de vanguardia, que deben enfrentarse a dos problemas fundamentales: por un lado, superar la influencia de Breton y del surrealismo, y, por otro, tratar de adaptar su mensaje y su práctica a una sociedad cambiante que se parece muy poco a la de la Europa de preguerra. Así, a lo largo de la década surgen o se consolidan distintos movimientos que –siguiendo la senda marcada por las vanguardias clásicas de comienzos del siglo XX- buscan la fusión del arte y la vida cotidiana. Estos movimientos artísticos constituyen la semilla de la que nacerá la Internacional Situacionista que superará la barrera de lo artístico para constituirse en movimiento político. Para comprender su historia es preciso conocer sus antecedentes.

El grupo COBRA -del que formaron parte Asger Jorn y Constant, dos de los fundadores de la Internacional Situacionista- puede considerarse la primera vanguardia de posguerra[5]. Surgió en 1948 como una reacción a la parálisis en que había entrado el surrealismo, movimiento al que critican duramente por su alejamiento de la realidad. El grupo COBRA adelanta algunos aspectos que se irán concretando en los movimientos vanguardistas posteriores, teniendo especial relevancia en la Internacional Situacionista. En primer lugar, la destacada influencia del filósofo Henry Lefebvre y sus tesis sobre la vida cotidiana, que abren un campo nuevo a la investigación social y muestran la realidad de una sociedad que avanza hacia un nuevo modelo, la llamada “sociedad del bienestar”, en la que uno de los aspectos fundamentales de las reclamaciones de los movimientos vanguardistas será la de la satisfacción de los “deseos” [6]. Esta búsqueda de la satisfacción de los deseos tendrá un gran desarrollo en el pensamiento situacionista, siendo una de sus aportaciones principales, a la vez que uno de sus mayores problemas, ya que, en no pocos casos, esa importancia concedida a la satisfacción del deseo, al placer en suma, degenerará en puro hedonismo, como veremos más adelante. El otro concepto clave del grupo COBRA que pasará a la Internacional Situacionista es el de “urbanismo unitario”, ideado por Constant como una alternativa al modelo de arquitectura de Le Corbusier y que él mismo llevará a la Internacional Situacionista[7]. Frente a las “máquinas de habitar” y la industrialización de lo urbano propuestas por Le Corbusier, Constant vislumbraba una ciudad humana en la que lo imaginativo y lo funcional se conjugasen.

A pesar del alejamiento que COBRA había marcado con respecto a Breton y el surrealismo, la ruptura definitiva de las vanguardias de posguerra con el surrealismo iba a llegar con el Movimiento Letrista de Isidore Isou, un exiliado rumano en Francia interesado fundamentalmente en las letras como unidades básicas sobre las que construir su obra. Isou y sus colaboradores –entre los que se encuentra un joven Debord que se une al movimiento con sólo 20 años- desarrollarán una poesía, una pintura y un cine letrista. Este último, de corte netamente experimental –se tomaban cortes de otras películas e imágenes sin sentido alguno y se las manipulaba rayándolas o escribiendo sobre ellas letras y números- tendrá gran influencia en los situacionistas. En el Movimiento Letrista se encuentra otra de las claves de la Internacional Situacionista y de la nueva izquierda en general: el carácter juvenil, de revuelta generacional[8]. La dirección de la revolución ya no está en manos de los obreros ni de los viejos líderes políticos y sindicales, sino en la de los estudiantes y la nueva generación de intelectuales.

En 1952 se produjo una escisión en el Movimiento Letrista que dio origen a la Internacional Letrista[9], formada por el ala izquierda del movimiento y en la que tuvo un especial protagonismo el matrimonio Debord-Bernstein. La Internacional Letrista publica una revista, Potlach, en la que se esbozan algunas de las ideas fundamentales que después pasarán a la Internacional Situacionista: el urbanismo unitario, la construcción de situaciones o la práctica de la desviación. Las bases de la I.S. se encuentran ya en el Letrismo, a la vez que se afianza el papel de Debord como figura principal del movimiento. Al mismo tiempo que nacía el Letrismo, de las cenizas de COBRA había surgido un nuevo ismo, el Movimiento Internacional por una Bauhaus Imaginativa (IMIB), que tenía entre sus miembros a Asger Jorn y Enrico Baj. El IMIB se orientaba básicamente hacia la pintura y rápidamente comenzó a organizar exposiciones y reuniones con otros movimientos artísticos, entre los que se encontraba la Internacional Letrista. Fruto de esos contactos entre ambos grupos nacerá la Internacional Situacionista.


La Internacional Situacionista y el “Segundo asalto proletario a la sociedad de clases”.


“Que se nos deje de admirar como si fuésemos superiores a nuestra época; y que la época se aterre admirándose por lo que es.”

Guy Debord y Gianfranco Sanguinetti[10]


El 28 de julio de 1957 en Cosio d’Arroscia, una pequeña ciudad italiana, tiene lugar la fusión de la Internacional Letrista y el IMIB, creándose la Internacional Situacionista[11]. La mayor parte de los situacionistas eran franceses, por lo que su sede se establece en París, aunque desde un primer momento tuvo una vocación internacionalista. La I.S. fue sumando partidarios, creándose en seguida las secciones italiana, belga y alemana, a la que seguirá después la inglesa, si bien el número total de situacionista nunca llegó a superar el de unas pocas decenas. En el verano de 1958 se publica el primer número de Internationale Situationniste, órgano de expresión de la I.S. Las primeras iniciativas de los situacionistas tuvieron un carácter principalmente artístico, como las exposiciones de pintura “industrial” de G. P. Gallizio.

Desde un primer momento, Guy E. Debord impuso su fuerte personalidad en la I.S., convirtiéndose en un nuevo Breton que controló con mano de hierro la I.S. y le dio un carácter personalista y de vanguardia intelectual[12]. En este sentido cabría hablar de las similitudes existentes entre el surrealismo y la Internacional Situacionista. César De Vicente señala tres características comunes a ambos movimientos: la creación de un nuevo campo intelectual sobre el que se desarrolla una teoría y una praxis; la existencia de una “figura central”, Breton/Debord; y el hecho de que el nombre del movimiento venga dado por sus propios integrantes, que son los que establecen un significado y un uso concreto del nombre[13]. Más allá de esas posibles analogías, lo cierto es que tanto el surrealismo como la I.S. estuvieron muy ligados al desarrollo personal de sus principales impulsores Breton/Debord, ambos de gran capacidad intelectual, pero también dotados de una cierta intransigencia y un carácter mesiánico, lo que a menudo dificultó las propias actividades de los grupos que dirigieron.

Este carácter personalista que Debord impone en la I.S. provocó que desde sus comienzos surgiesen problemas con otros miembros y cualquier desviación o crítica a los postulados que Debord y sus más fieles seguidores imponían era saldada con la expulsión inmediata. Las principales disensiones en el seno de la I.S. tenían como base las diferencias entre los que primaban el contenido político (Debord) y los que daban mayor importancia a lo artístico (Constant)[14]. La sección alemana de la I.S., organizada en torno a la revista Spur, tenía un carácter más artístico y menos político que las secciones francesa y belga. Desde 1960 hubo varios choques entre las secciones que se concretaron en 1962 en la expulsión del grupo Spur que se constituyó en la autodenominada 2ª Internacional Situacionista, con Nash como figura destacada, y que se desarrollará al margen de los postulados de la I.S. que, a partir de entonces, tomará un cariz mucho más político. Esta escisión fue la más importante que se dio en la I.S., dividiéndola en dos partes más o menos iguales, aunque no sería la última y en los diez años de vida que le quedaban a la I.S. las expulsiones y dimisiones –voluntarias o forzosas- fueron continuas.

A pesar de realizar una intensa actividad artística y de publicar varios números de su revista Internationale Situationniste, la I.S. era escasamente conocida más allá de un reducido círculo de intelectuales y artistas. No será hasta 1966, al hacerse un grupo de estudiantes cercanos a las tesis situacionistas con el control de la sección de la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF) de Estrasburgo, cuando los situacionistas se den a conocer a la sociedad francesa. El llamado “escándalo de Estrasburgo” se produjo al publicarse un texto de Mustapha Khayati, Sobre la miseria de la vida estudiantil considerada bajo sus aspectos económico, político, psicológico, sexual e intelectual[15], con fondos del sindicato. El texto provocó una gran polémica y motivó la intervención judicial, lo que fue utilizado por la I.S. para darse a conocer y conseguir salir del ghetto político y artístico[16]. El manifiesto, que fue revisado y aprobado por la cúpula de la I.S., estaba redactado en un lenguaje crudo y directo que buscaba la provocación -lo que indudablemente lograron- para publicitarse y atraer a los elementos más radicales del movimiento estudiantil.

El período que media entre la publicación del texto de Khayati y las revueltas de mayo del 68 será el de mayor relevancia pública de la I.S., si bien nunca llegó a superar su carácter de vanguardia, con una implantación limitada en el movimiento estudiantil y prácticamente nula entre los obreros. A pesar de la importancia que los situacionistas se dieron a sí mismos en las revueltas parisinas de mayo del 68[17], su papel no fue tan relevante como les hubiera gustado que fuese, si bien algunas de sus ideas y consignas cuajaron en una parte del movimiento estudiantil y en la Sorbona se pudieron ver innumerables pintadas con lemas situacionistas. El denominado “segundo asalto proletario a la sociedad de clases” encontró, en opinión de Ken Knabb su “expresión teórica más avanzada en la Internacional Situacionista”[18], pero no pasó de la teoría a la práctica, fracasando precisamente donde más innovadora había sido la Internacional Situacionista, en su “crítica unitaria de la sociedad”[19]. La base política de esa ”crítica unitaria” debían ser los consejos obreros, entendidos como un tipo de organización social que debía conjugar -en una crítica unitaria- lo individual y lo colectivo con el fin de superar el “conjunto de alienaciones” a que nos somete el capitalismo y realizar la “revolución de la vida cotidiana” propuesta por los situacionistas[20]. No se trataba de una revolución económica, política o social, sino de una revolución integral que lograse la “autogestión generalizada”, la liberación en todos los aspectos de la vida.

Mayo de 1968 tuvo dos características destacables: su carácter global y la constatación del papel relevante que todavía mantenía el viejo proletariado[21]. La globalización de la revuelta es uno de los aspectos más importantes de Mayo del 68, al anunciar una realidad que se ha ido imponiendo a lo largo de los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI. Frente a un mundo cada día más uniformizado por el capitalismo transnacional, la oposición al sistema debe tener un carácter global, debe llevarse a cabo a escala mundial. Francia fue la vanguardia, pero la revuelta también estalló en Inglaterra, en Estados Unidos, en Alemania y hasta en la Europa del Este. Mayo del 68 también mostró a la “nueva izquierda” de los intelectuales y los estudiantes que no podían llegar a ningún sitio sin contar con el “viejo” proletariado. No fue hasta que las fábricas se pararon y los obreros salieron a la calle junto a los estudiantes cuando la revuelta se convirtió en un verdadero peligro para el Estado francés. A pesar de la decadencia del movimiento obrero y de la parálisis y conservadurismo de los partidos y sindicatos de izquierda era evidente que ninguna revolución podía llevarse a cabo sin contar con (lo que quedaba de) la clase obrera, otra cuestión es la de si esa clase obrera quería su liberación.

Es indudable que la revuelta parisina de mayo de 1968 fracasó estrepitosamente. Los obreros regresaron a las fábricas, los estudiantes a la comodidad de la casa paterna y la “mayoría silenciosa” le volvió a dar la mayoría en las elecciones al general De Gaulle. No hubo una represión tan brutal como la de la Comuna de 1871, no se produjo tampoco la diáspora de revolucionarios. Simplemente se volvió mansamente a la (no)vida de siempre. El capitalismo había ganado una nueva batalla y salía –una vez más- reforzado de la confrontación. El movimiento revolucionario quedó desarticulado y muchos de sus protagonistas se reciclaron y pasaron a formar parte de la “izquierda del sistema”.

La I.S. no supo afrontar su derrota y fue perdiendo miembros e ideas a un ritmo creciente a partir de entonces. En 1972 se disolvía con la publicación de un texto, co-firmado por Debord y Gianfranco Sanguinetti[22], en el que hacían balance de la obra de los situacionistas y declaraban abierta una nueva época en la que las ideas situacionistas se extenderían y darían lugar a una fuerte corriente revolucionaria que cambiaría el mundo. El mesianismo de Debord hacía de nuevo acto de presencia, pues era evidente que la situación a comienzos de los años setenta era todo menos revolucionaria. La Internacional Situacionista fracasó en sus expectativas de implantación a una escala amplia de sus teorías, pero la fuerza de su crítica al capitalismo espectacular –o posindustrial o como queramos llamarle- le reservó un lugar de honor en el inmenso panteón de las revoluciones fracasadas.


Algunos aspectos teóricos de la Internacional Situacionista: Urbanismo, crítica del arte y vida plena.

“En el lenguaje de la contradicción la crítica de la cultura se presenta unificada: en cuanto que domina el todo de la cultura –su conocimiento como su poesía- y en cuanto que ya no se separa más de la crítica de la totalidad social. Es esta crítica teórica unificada la única que va al encuentro de la práctica social unificada.”

Guy Debord[23]


El concepto principal en torno al cual gira toda la teoría situacionista es el de “vida”, en tanto que ésta ha quedado reducida a una mera representación y es necesaria una teoría y una práctica que permitan superar esa separación hasta llegar a su plena realización libre de los condicionantes que le impone el capitalismo en su fase espectacular: “Toda la vida de las sociedades en las que dominan las condiciones modernas de la producción se presentan como una acumulación de espectáculos. Todo lo que era vivido directamente se aparta en una representación.”[24] Los situacionistas plantean un rechazo radical a las condiciones de vida que impone el capitalismo, buscan la realización de una vida plena y unificada, por lo que su crítica también será unificada, lo que se rechaza es la totalidad del sistema capitalista, no un aspecto determinado.

Después de haber repasado brevemente la historia de la I.S. es necesario detenerse en algunas de las ideas más importantes de los situacionistas. Aquí se analizarán algunas de esas ideas, pero sin olvidar en ningún momento que los diferentes aspectos de la crítica situacionista no se pueden separar unos de otros sino que todos se engloban en una crítica unitaria del capitalismo. Tres serán los conceptos a tratar: el urbanismo, la crítica del arte y su concepto de vida.

La I.S. concedió especial importancia a la ciudad como marco de referencia de la lucha histórica del proletariado por su emancipación. Desde un primer momento las cuestiones relativas al urbanismo tuvieron gran importancia en las tesis situacionistas, desarrollándose en torno a dos conceptos clave: el urbanismo unitario y la psicogeografía. El urbanismo unitario consistía en una crítica global del urbanismo espectacular, en tanto que espacio enajenado a la vida cotidiana al serle impuesta una especialización –forjada sobre la existente división del trabajo- y un extrañamiento del entorno. La crítica situacionista al urbanismo buscaba una ciudad social y lúdica en la que el juego, la imaginación y la participación social en su construcción fuesen un hecho[25]. La intervención práctica en la ciudad por parte de los situacionistas se concretaba en la psicogeografía y la práctica de la deriva[26]. Esta práctica combinaba lo aleatorio, el “dejarse llevar” a través del paisaje urbano, con el estudio de planos y mapas, todo ello conectándolo con unas supuestas variables psicogeográficas que influirían en la deriva de modos diferentes según las personas y las propias condiciones del entorno urbano. En las teorías situacionistas sobre la ciudad se aprecia de forma clara el gran problema al que se enfrentó la I.S. Pretendía unificar la crítica teórica de la sociedad capitalista y la práctica que superase esa realidad, pero lo cierto es que, frente a su análisis acertado y lúcido del urbanismo totalitario, las propuestas prácticas no pasaron en muchos casos de esbozos e ideas vagas.

Los situacionistas consideraban que el arte era una parte más de la sociedad espectacular que había que superar en tanto que era un aspecto más de la separación a que estamos sometidos[27]. Debord, escribió en La sociedad del espectáculo: “El dadaísmo ha querido suprimir el arte sin realizarlo; y el surrealismo ha querido realizar el arte sin suprimirlo. La posición crítica elaborada después por los situacionistas mostró que la supresión y la realización del arte son los aspectos inseparables de una misma superación del arte”[28]. Se trataba de superar el arte como esfera separada de la vida, como especialización. La crítica del arte de los situacionistas parte –necesariamente- de una crítica de la división del trabajo que compartimenta la vida en esferas y define a las personas en relación a su función social, empobreciendo nuestras vidas. El cuerpo central de la crítica situacionista del arte puede rastrearse en pensadores utópicos del siglo XIX como William Morris[29] y en las vanguardias históricas del primer tercio del siglo XX, pero esta concepción de la práctica artística encontró su expresión más radical en las teorías situacionistas, a la vez que trataba de superar las contradicciones en las que habían incurrido los dadaístas y los surrealistas[30]. Hasta qué punto lograron los situacionistas superar esa división es algo discutible, pero lo que es cierto es que encontraron resquicios a través de los cuales minar la “cultura seria” y superar la separación entre productor-consumidor de arte. Los medios preferidos para ello fueron los happenings y performances y el desvío –plagio- de cuadros, fotografías, carteles publicitarios o cómics[31].

El situacionismo no consiguió superar el arte, pero sí consiguió bajarlo del pedestal y darle nuevas perspectivas críticas, desde entonces un spray y un cartel publicitario pueden convertirse en instrumentos suficientes para desarrollar un ataque “artístico” contra el sistema. Pero también es cierto que muchas de las ideas situacionistas sobre el arte fueron recicladas por el sistema y utilizadas en su favor. Hoy es habitual ver músicos, anuncios publicitarios o galerías de arte que utilizan -conscientemente o inconscientemente- recursos desarrollados por los situacionistas como el desvío para vendernos el último producto de moda. La capacidad del capitalismo para dar la vuelta a las críticas y adaptarlas a sus planteamientos, descontextualizándolas y eliminando cualquier mensaje crítico es algo que no puede dejar de sorprender a cualquiera que haya estudiado un poco la historia de los movimientos anticapitalistas.

Como ya se ha repetido a lo largo de este ensayo, uno de los aspectos fundamentales de la crítica situacionista es el relativo a la crítica de la vida según las condiciones que impone la “sociedad espectacular”. El objetivo de esa crítica buscaría una realización plena de la vida, en unas nuevas condiciones alejadas del consumismo, la especialización y la separación, lo que permitiría la satisfacción de nuestros deseos[32]. Así, se puede hablar de un hedonismo situacionista que parte de las teorías de Lefevbre sobre la vida cotidiana y del Homo ludens de Huizinga. El juego tendrá gran importancia en las teorías situacionistas, llegándose a hablar en algunos textos de la “revolución como juego”[33]. Esa búsqueda de una realización plena de la vida hay que verla como un rechazo total a las condiciones de existencia del capitalismo. Rechazo al tiempo de ocio como una parte más de la separación de la vida, como la otra cara –amable- de la división del trabajo, pero igual de alienante que el resto de condiciones que nos impone el capitalismo. Rechazo de un sistema que reduce a los seres humanos a “recursos humanos” intercambiables. Rechazo de la “catástrofe cotidiana”[34], en suma, que es a lo que reduce la vida la sociedad capitalista.

La reivindicación de una vida plena frente a la (no)vida que impone la Sociedad del Espectáculo es quizás la aportación más valiosa de los situacionistas a la crítica social, pero también puede tornarse en un arma de doble filo. Como ya pusiera de manifiesto Ken Knabb, el ludismo situacionista y su postura “antisacrificio” pueden servir como coartada para no rendir cuentas y para cambiar de chaqueta en cualquier momento[35]. Esa búsqueda de la satisfacción del deseo, que tiene un contenido netamente revolucionario en las tesis situacionistas, también puede transformarse en su contrario, cuando se convierte en la única meta, pudiéndose hablar de “situacionista egoísta”, aquel que adopta una postura pueril en la que lo único que importa es la satisfacción de los propios deseos sin tener en cuenta la situación global de la sociedad y descartando la crítica radical de la misma[36].

Ese carácter lúdico pasará a la mayoría de movimientos sociales posteriores, pero totalmente descontextualizado, no es parte de una crítica coherente sino una reivindicación por sí misma, lo que llevará a la paradoja de que lo que era una crítica a la sociedad del espectáculo se transforme en una parte del mismo espectáculo que se deseaba abolir, como sucede con la mayoría de los movimientos antiglobalización de este comienzo del siglo XXI. Los nuevos movimientos sociales se caracterizan por su “simulacro de protesta”, en el que prima más lo simbólico que la acción real. El “buenrollismo político” y el carácter lúdico de las protestas transforman la lucha en algo light, en un juego en el que la responsabilidad y el compromiso son mínimos, siguiendo el lema: “aventura sí, pero sin riesgos”[37]. Es necesario superar ese dogma sacado de contexto –no se puede entender la reivindicación situacionista de la satisfacción de los deseos sin insertarla en su crítica unitaria de la sociedad capitalista- para avanzar en la búsqueda de un mundo nuevo[38]. La revolución no es un juego, es algo muy serio.


El legado situacionista: entre la revolución y la asimilación.


“Anuncios publicitarios
que prometen felicidad
de algún producto de moda
que te hará cambiar.
Comprador entra en la tienda,
al acecho el vendedor.
Vendedor que vende producto,
comprador que se vaya a mamar.

¡Oh, sí, sí! ¡Os engañan, os engañan así!
¡Oh, sí, s!, ¡Os engañan, os engañan as!.”

Eskorbuto[39]


A pesar del fracaso del proyecto histórico de superación de la sociedad capitalista planteado por la Internacional Situacionista, su legado pervivió y hoy es más que evidente su influencia en numerosos movimientos sociales, políticos y artísticos. El análisis del capitalismo posindustrial llevado a cabo por los situacionistas se mostró extremadamente lúcido y acertado en muchos de sus puntos y, a pesar de no haber sabido concretar su “crítica teórica unificada” en una “práctica social unificada”, las ideas situacionistas han seguido animando el debate político antagonista hasta los comienzos de este siglo XXI, mostrando cómo muchas de sus ideas se adelantaron a su tiempo.

Uno de los movimientos en los que más fácilmente se puede rastrear la influencia situacionista es en el punk. Si bien está influencia a menudo ha podido ser magnificada[40], es evidente que las teorías situacionistas, bien por vía directa o –más frecuentemente- indirecta, han influido en gran medida en el punk. En el desarrollo del punk en la Inglaterra de los años setenta tuvieron gran importancia dos personajes que conocían las ideas situacionistas y que contribuyeron a su introducción en el movimiento, si bien la mayoría de jóvenes punks no tenían la menor idea de quien era Guy Debord. Tanto Jaime Reid, diseñador de las portadas de Sex Pistols como Malcolm McLaren, su manager, habían entrado en contacto con los situacionistas y a través de ellos se introdujeron las teorías situacionistas en el punk[41], lo que fue posteriormente ampliado por grupos que sí tuvieron un contacto más directo con las ideas situacionistas y con otros movimientos artísticos y políticos, como los anarcopunks Crass. Cuestiones como la superación del rol músico/espectador, el rechazo de la industria cultural por medio de la cultura del “Do It Yourself” (D.I.Y.) o la inmediatez –queremos la revolución y la queremos ahora- tienen evidentes puntos de conexión con las teorías situacionistas, así como con otros movimientos vanguardistas del siglo XX, desde Dadá al Neoísmo, pasando por fluxus o el mail art.

Esta influencia situacionista fue rápidamente desvirtuada por las ansias de dinero fácil y fama de grupos como Sex Pistols y oportunistas como McLaren. La denuncia del Espectáculo fue sustituida por la asimilación al mismo. Era más importante salir en la televisión provocando, de manera simplista, a las ancianas con una estética y una actilenta y nihilista que denunciar las contradicciones del sistema y buscar la raíz de los problemas y las faltas de expectativas sociales para construir una realidad diferente. A ello se unió la llegada del neoliberalismo de la mano de Reagan y Tatcher que desembocó en la década de los ochenta en un ambiente de desesperanza generalizado, era el No Future en estado puro. Aún así, se puede rastrear una herencia situacionista –más fiel a sus principios- en el punk y sus derivados hasta la actualidad.

Para concluir, es necesario decir que las ideas situacionistas tienen una vigencia y una actualidad innegables –por desgracia- en el momento actual de desarrollo del capitalismo, si bien, algunas de sus tesis se mostraron erróneas y algunos aspectos de la evolución del capitalismo no recibieron la atención necesaria por parte de los situacionistas. La violencia técnica a la que estamos sometidos es hoy el principal problema al que nos enfrentamos, ya que reduce las posibilidades de la crítica, al vendernos que vivimos en el mejor de los mundos posibles y que sólo tenderá a mejorar si nos dejamos llevar de la mano de la tecnificación y la artificialización, pero la realidad es que esto sólo conduce a la sinrazón, a una pseudovida que no es mas que un sucedáneo adulterado de lo que significa la vida humana[42]. Es el fin de la historia. El Espectáculo se presenta como inevitable y cualquier oposición se rechaza como estéril, como una postura romántica pero inútil. Hoy somos más esclavos que nunca, puesto que la posibilidad de cambiar nuestro modo de vida y las condiciones sociales de la misma se presentan más lejanos que en ningún otro momento de la historia.

El gran error de la I.S. fue el de no haber sabido dar el paso definitivo hacia una práctica que supusiese una alternativa real al sistema capitalista, aprovechando las contradicciones del propio sistema. Esa tarea inacabada puede considerarse el fracaso de las teorías situacionistas, pero también puede ser el germen a partir del cual pueda surgir un nuevo fermento emancipatorio que supere la teoría situacionista allí donde ésta fracasó, es decir, realizándola. El triunfo de las tesis situacionistas pasará por su superación como medio de supresión del Espectáculo. Para eso existe la historia, para aprender de ella y por eso los apologistas del capital anuncian felices su fin. El fin de la historia será el fin de la posibilidad de emancipación de la humanidad. No lo permitamos. Recuperemos la historia y hagamos historia. ¡¡Recuperemos nuestras vidas!!



NOTAS:


[1] André Gide: El inmoralista, Argos Vergara, Barcelona, 1981, p. 13.

[2] Miguel Amorós: “Tecnología y disolución de clases”, Las armas de la crítica, Likiniano elkartea, Bilbao, 2004, p.40

[3] Stewart Home: El asalto a la cultura. Corrientes utópicas desde el Letrismo a Class War, Virus, Barcelona, 2002, p. 17.

[4] Theodor W. Adorno: Teoría estética, Akal, Madrid, 2004, p. 13.

[5] Es cierto nada más terminar la Segunda Guerra Mundial habían empezado a surgir nuevos movimientos artísticos, a los que habría que añadir los movimientos clásicos que sobrevivieron a la guerra como el surrealismo –si bien muy dividido y debilitado-, pero se puede afirmar sin temor a errar que el grupo COBRA fue la primera gran vanguardia de la posguerra.

[6] Stewart Home: op.cit., p. 46.

[7] Un esbozo de estas ideas se puede encontrar en: N. Constant: “Otra ciudad para otra vida”, Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969), vol.1. La realización del arte, Literatura gris, Madrid, 2001, pp. 106-109

[8] Ésta podría ser una de las razones que explican el fracaso de las vanguardias de la segunda mitad del siglo XX y el porqué de que muchos de sus integrantes hayan acabado abrazando posturas conservadoras en su madurez. La rebeldía es aceptada para la juventud y considerada locura en la madurez.

[9] El motivo de la ruptura fue la irrupción de un grupo de letristas en una conferencia de prensa de Charles Chaplin, lo que provocó la condena pública de Isou, a lo que los disidentes respondieron con un comunicado en el que se constituía el nuevo grupo. Stewart Home: op. cit., p. 57.

[10] Guy Debord y Gianfranco Sanguinetti: “Tesis sobre la Internacional Situacionista y su tiempo”, apéndice a Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969),vol.3. La práctica de la teoría, Literatura gris, Madrid, 2001, # 60, p. 682

[11] El nombre remite a la práctica de la “construcción de situaciones”, entendiendo que una situación construida es un “momento de la vida construido concreta y deliberadamente para la organización colectiva de un ambiente unitario y de un juego de acontecimientos”, en: “Definiciones”, Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969), vol.1. La realización del arte, p.14

[12] Stewart Home: op. cit., pp. 77-8.

[13] César De Vicente: “Introducción” a Discurso sobre la vida posible. Textos situacionistas sobre la vida cotidiana, Hiru, Hondarribia, 1999, pp. 8-9.

[14] Ibídem, p. 14.

[15] El texto íntegro en castellano se puede encontrar en el Archivo Situacionista Hispano en internet: http://sindominio.net/ash/miseria.htm

[16] “Nuestros fines y nuestros métodos en el escándalo de Estrasburgo”, Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969),vol.3. La práctica de la teoría, 486-93.

[17] René Viénet: Enragés y situacionistas en el movimiento de las ocupaciones, http://sindominio.net/ash/enrages.htm

[18] Ken Knabb: “La sociedad del situacionismo”, Secretos a voces, Literatura gris, Madrid, 2001, p. 46

[19] Guy Debord: La sociedad del espectáculo, Maldeojo, s.f., #121, p.52 Utilizo la versión pirata de Maldeojo frente a la “legal” de Pre-Textos. Para una discusión sobre la traducción véase: “Traducción defectuosa de La sociedad del espectáculo”, http://sindominio.net/ash/esptrad.htm

[20] Raoul Vaneigem: “Aviso a los civilizados con respecto a la autogestión generalizada”, Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969),vol.3. La práctica de la teoría, pp. 600-6

[21] Ken Knabb: op. cit., p. 52

[22] Guy Debord y Gianfranco Sanguinetti: “Tesis sobre la Internacional Situacionista y su tiempo”, apéndice a Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969),vol.3. La práctica de la teoría, pp. 655-85.

[23] Guy Debord: La sociedad del espectáculo, # 211, p. 85.

[24] Ibídem, #1, p.3.

[25] N. Constant: “Otra ciudad para otra vida”, en Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969), vol.1. La realización del arte, pp. 106-109; Attila Kotányi y Raoul Vaneigem: “Programa elemental de la oficina de urbanismo unitario”, en Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969), vol.1. La realización del arte, pp. 211-13

[26] En el primer número de la revista Internationale Situationniste se dan las siguientes definiciones de “psicogeografía” y de deriva. Psicogeografía: “Estudio de los efectos precisos del medio geográfico, ordenado conscientemente o no, al actuar directamente sobre el comportamiento afectivo de los individuos.” Deriva: “Modo de comportamiento experimental ligado a las condiciones de la sociedad urbana; técnica de paso ininterrumpido a través de ambientes diversos. Se usa también más específicamente para designar la duración de un ejercicio continuo de esta experiencia.” en Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969), vol.1. La realización del arte, p. 15

[27] Sección inglesa de la Internacional Situacionista: La revolución del arte moderno y el arte moderno de la revolución, Pepitas de calabaza, Logroño, 2004.

[28] Guy Debord: La sociedad del espectáculo, #192, p. 78.

[29] William Morris: “El arte bajo la plutocracia”, Cómo vivimos y cómo podríamos vivir. trabajo útil o esfuerzo inútil. El arte bajo la plutocracia, Pepitas de calabaza, Logroño, 2004

[30] Según Theodor W. Adorno, en la práctica de las vanguardias clásicas se produciría una paradoja, al chocar la libertad creativa que propugnaban con la pérdida de libertad “en el todo”, es decir, en el resto de ámbitos de la vida, produciéndose una mayor separación de arte y vida, Theodor W. Adorno: op.cit., pp.9-10.

[31] René Vienet: “Los situacionistas y las nuevas formas de acción en la política y el arte”, Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969), vol.3. La práctica de la teoría, pp. 494-6.

[32] “La dirección realmente experimental de la actividad situacionista es el establecimiento, a partir de deseos más o menos conocidos, de un campo de actividad temporal favorable a estos deseos. Ello sólo puede traer consigo el esclarecimiento de los deseos primitivos y la aparición confusa de otros nuevos, cuya raíz material será precisamente la nueva realidad constituida por las construcciones situacionistas.”, nota editorial al número 1 de Internationale Situationniste: “Problemas preliminares a la construcción de una situación”, en Internacional Situacionista. Textos completos en castellano de la revista Internationale Situationniste (1958-1969), vol.1. La realización del arte, p.12

[33] Sección inglesa de la Internacional Situacionista: op. cit., p. 57 y ss.

[34] Andrés Devesa: “Catástrofe espectacular y catástrofe cotidiana”, Re-Evolución, 1, 2005, pp. 9-11.

[35] Ken Knabb: “La realización y la supresión de la religión”, op. cit., p. 70.

[36] Un caso paradigmático es el del ex-situacionista Raoul Vaneigem, máximo exponente de ese hedonismo pueril y absurdo, Ibídem, p. 73.

[37] Miguel Amorós: “Cuando lo real se vuelve ilusorio”, op. cit. pp. 9-14.

[38] “Para una crítica efectiva de la sociedad capitalista será necesario pasar por encima de uno de los grandes dogmas del izquierdismo (pos)moderno, el hedonismo, que hace de todos nuestros deseos imperativos categóricos que deben ser satisfechos so pena de convertirnos en seres alienados por categorías pasadas de moda como el o el .”, Los Amigos de Ludd: “¿Se abre paso la crítica anti-industrial?”, Los Amigos de Ludd, 8, 2005, p. 3

[39] “Os engañan”, canción del disco Eskizofrenia de Eskorbuto.

[40] Stewart Home: op. cit., p. 164.

[41] “Jaime Reid, en su trabajo como diseñador, recuperó viejos carteles situacionistas dándoles una nueva y libre versión. Así, el póster Atelier populaire de mayo del 68 se convertía en el God Save The Queen, donde la sagrada imagen de la reina de Inglaterra agujereaba sus labios con un gran imperdible”, Servando Rocha: “Punk y vanguardia contracultural. Mail art, situacionismo, futurismo y fluxus. El sabotaje a la cultura seria”, La Felguera, 11, 2005.

[42] Para un análisis en profundidad de lo que significa e implica la artificialización y para una crítica a la industrialización forzosa es conveniente consultar alguno de los números del boletín de información anti-industrial editado por Los Amigos de Ludd, especialmente interesantes para el tema aquí esbozado son los artículos: “Notas preliminares”, Los Amigos de Ludd, 1, 2001, pp. 1-5. y “¿Qué habéis hecho de vuestras vidas?”, Los Amigos de Ludd, 4, 2002, pp. 1-5


Fuente: Ecuador Indymedia

El movimiento situacionista

Publicado en General el 2 de Marzo, 2007, 20:56 por Sergio_Damian
El movimiento situacionista o situacionismo sería la denominación de la ideología inspirada por la Internacional Situacionista (1957-1972), si bien es rechazada como adjetivo por los autores de la misma. Se caracteriza por planteamientos próximos al marxismo, el dadaismo, el existencialismo, el anti-consumismo, el punk y el anarquismo. De todas ellas, y a pesar de nacer como corriente post-marxista, se verá influenciada determinantemente por el anarquismo y algunos de los representantes de las tesis situacionistas parecen coincidir en parte con planteamientos anteriormente desarrollados por el filósofo alemán Max Stirner o el escritor estadounidense Walt Whitman, ambos de ideas parcialmente libertarias.

Los propios situacionistas afirman como definiciones con las que trabajar:
"Situación construida: Momento de la vida construido concreta y deliberadamente para la organización colectiva de un ambiente unitario y de un juego de acontecimientos.
Situacionista: Todo lo relacionado con la teoría o la actividad práctica de la construcción de situaciones. El que se dedica a construir situaciones. Miembro de la Internacional Situacionista.
Situacionismo: Vocablo carente de sentido, forjado abusivamente por derivación de la raíz anterior. No hay situacionismo, lo que significaría una doctrina de interpretación de los hechos existentes. La noción de situacionismo ha sido concebida evidentemente por los antisituacionistas."
(Publicado en el número 1 de "Internationale Situationniste", 1 de junio de 1958).

A pesar de ello, ha perdurado como etiqueta general para englobar a los autores de una concreta línea ideológica encabezada por Guy Debord y los demás participantes de la Internacional Situacionista.

Este movimiento empieza a surgir en la década de 1950, y una de sus primeras inspiradoras será la "Internacional Letrista", movimiento artístico-intelectual que luego se integrará en la Internacional Situacionista (1957-1972). También la Revolución Húngara de 1956 tendrá una significativa influencia en su gestación.

En 1962 se organiza por iniciativa de siete miembros disidentes de la Primera Internacional Situacionista (Nash, Fazakerley, Thorsen, De Jong, Elde, Strid y Hans Peter Zimmer) la llamada Segunda Internacional Situacionista, que no prosperará.

La filosofía situacionista tendrá un importante papel ideológico en el desarrollo de las jornadas del Mayo del 68 francés, así mismo influyeron sobre grupos como la Angry Brigade (1970-1972) o el Movimiento Ibérico de Liberación (1971-1973).

En 1972 la Internacional Situacionista se autodisuelve, pasando algunos de sus miembros a fundar en 1974 la llamada Antinacional Situacionista, de vida efímera.

Algunos grupos de situacionistas han prolongado o reestructurado la existencia de organizaciones o propuestas paralelas hasta la actualidad, como la Internacional Antiteocrática Insurreccional.

Las principales organizaciones promotoras o influenciadas por el situacionismo serían:
la Internacional Letrista
la Internacional Situacionista (1957-1972)
la Segunda Internacional Situacionista (1962)
la Angry Brigade (1970-1972)
el Movimiento Ibérico de Liberación (1971-1973)
la Antinacional Situacionista (1974)
la Internacional Antiteocrática Insurreccional

Internacional Situacionista

La Internacional Situacionista (IS) era una organización de intelectuales revolucionarios (ver situacionismo), entre cuyos principales objetivos estaba el de acabar con la sociedad de clases en tanto que sistema opresivo y el de combatir el sistema ideológico contemporáneo de la civilización occidental: la llamada dominación capitalista. La IS llegaba ideológicamente hablando a la mezcla de diferentes movimientos revolucionarios aparecidos desde el siglo XIX hasta sus dias, notablemente del pensamiento marxista de Anton Pannekoek, de Rosa Luxemburg, de Georg Lukács así como del llamado Comunismo de Consejo o "consejismo".

Comúnmente se considera a la IS una de las principales impulsoras ideológicas de los acontecimientos sociales acaecidos en Francia en mayo de 1968. En 1972 la Internacional Situacionista se autodisuelve, pasando algunos de sus miembros a fundar en 1974 la llamada Antinacional Situacionista, de vida efímera.

Fuente: Wikipedia

Contenido disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU

Los yippies

Publicado en General el 27 de Febrero, 2007, 21:16 por Sergio_Damian
YIPPIES:

El Partido Internacional de la Juventud o Youth International Party (cuyos partidarios eran conocidos como "Yippies", una variante de "Hippies") que también es usado para designar a los círculos supervivientes de activistas que salieron del ahora difunto YIP, fue un partido político altamente teatral establecido en los Estados Unidos de América en 1967. Como rama de los movimientos libertad de expresión y anti-guerra de los 60, los Yippies presentaban una alternativa contracultural orientada a la juventud a la moralmente estricta seriedad frecuentemente asociada a los representates de esos movimientos. Empleaban tácticas que impactaban a los medios, como predecir que habría un cerdo (“Pigasus el Inmortal”) como candidato a presidente en 1968— para burlarse del status quo social.
Debido a que eran más conocidos por su teatro callejero y sus travesuras de corte político, muchos de la Izquierda Política de la "vieja escuela" bien los ignoraba o los acusaban. Un periódico comunista en Estados Unidos se refería a ellos con sorna como "Groucho Marxistas". En el espectro político se los ha ubicado como anarquistas, igual que a muchos integrantes de la contracultura.
Los Yippies no tenían una pertenencia formal o jerarquía: Abbie Hoffman, Anita Hoffman, y Paul Krassner estaban entre los fundadores de los Yippies (según contaba él mismo, Krassner acuñó ese nombre). Entre otros activistas asociados con los Yippies se incluyen Jerry Rubin, Stewart Albert, Dick Gregory, Ed Sanders, Phil Ochs, y David Peel.
La bandera Yippie fue diseñada, presumiblemente por Abbie Hoffman, y fue vista a menudo en manifestaciones contra la guerra. La bandera tiene un fondo negro con una estrella rojo de cinco puntos en el centro, y una hoja verde de marihuana superpuesta.
El término Yippie fue ideado por Krassner en la Nochebuena de 1967. A Anita Hoffman le gustaba la palabra pero sintió que el New York Times y otros medios convencionales necesitarían un nombre más formal para tomarse en serio el movimiento. Esa misma noche ella propuso el nombre Youth International Party (Partido Internacional de la Juventud), porque simbolizaba el movimiento y conllevaba un buen juego de palabras.
Abbie Hoffman y Jerry Rubin se convirtieron en los Yippies más famosos —y escritores bestseller— en parte debido a la publicidad circundante al juicio de Conspiración Chicago Seven que duró cinco meses de 1969. Hoffman y Rubin podría decirse que eran los más pintorescos de los siete acusados de conspiración criminal e incitación de disturbios en la Convención Nacional Demócrata de 1968. Hoffman y Rubin usaron el juicio como una plataforma para los numeritos Yippies—en cierto momento, aparecieron en los tribunales ataviados con togas judiciales.
The Youth International Party Line o "La Línea del Partido Internacional de la Juventud", ("YIPL"; luego, el nombre fue cambiado a "TAP" acrónimo en inglés de "Partido Tecnológico Americano" o "Programa de Asistencia Tecnológica"), fue iniciado por Hoffman y Al Bell en Junio de 1971 fue la revista de phreak pionera.
Un periódico relacionado con el YIP, "The Yipster Times" (El Yipster Times) fue fundado por Dana Beal en 1972 y publicado en la ciudad de Nueva York. Cambió su nombre a "Overthrow" (Derrocar) en 1979.


Los Yippies en el nuevo milenio.



Los Yippies liderados por Beal, con su sede en la calle 9 Beecker en el bajo Manhattan, ha continuado como un pequeño movimiento a comienzos del siglo XXI. Ya no publican un periódico pero son conocidos por sus marchas anuales en la ciudad de Nueva York para legalizar la marijuana. Beal lucha por el uso de Ibogaína para tratar a los adictos a la heroína. Su antiguo socio Aron Kay ("Pieman") continúa inspirando a una nueva generación de lanzadores de tartas (de tartas de champiñones) contra personajes del establishment. Otro Yippie A.J. Weberman deconstruye la poesía de Bob Dylan, desenmascara neo-Nazis y especula acerca de las trampas ocultas en el Grassy Knoll a través de sus diversos sitios web. Según el New York Times, la oficina general Yippie se está convirtiendo en un museo contracultural. [1]
El movimiento Lyndon LaRouche durante mucho tiempo ha considerado a los Yippies como sus archi-enemigos. A principios de los 80 los Yippies participaron en varias manifestaciones contra LaRouche en Manhattan. Larouche, a su vez, presentó unos groseros "dossieres de droga" a varias agencias de aplicación de la ley en un fallido intento de meter a Beal, Kay y otros Yippies en la cárcel. (Ver Dennis King Lyndon LaRouche and the New American Fascism, pp. 241-242.)
El término "yuppie" puede haber estado inspirado por la palabra "yippie."

Fuente:Wikipedia

Contenido disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU

Los provos

Publicado en General el 27 de Febrero, 2007, 21:12 por Sergio_Damian
Los provos holandeses eran jóvenes que protestaban contra las estructuras sociales de la sociedad burguesa y que, a diferencia de los hippies, no sólo se limitaron a atacar las estructuras políticas de forma impulsiva, sino también de forma consciente y racional. Convencidos de que los actos revolucionarios no podrían tener éxito por culpa del conservadurismo burgués imperante y por la rigidez del pensamiento político, los provos se propusieron, al menos, despertar a la sociedad con preguntas y sentido del humor.


Orígenes y fundamentos


La denominación de “provo” fue acuñada por el sociólogo holandés Buikhuizen. Bajo esta etiqueta se trataba de agrupar a una serie de estudiantes con ganas de provocar al sistema mediante una genial combinación de humor absurdo y agresividad “no-violenta” de inspiración gandhista. Tomaron como principales influencias el arte dadaísta, el pensamiento de Herbert Marcuse, la actitud anarquista y el panfleto titulado “El derecho a la pereza”, escrito a finales del siglo XIX por Paul Lafargue, yerno de Karl Marx. Sus portavoces fueron Van Duyn, un universitario introvertido que parecía dirigir el movimiento desde la sombra, y Robert Jasper Grootvelt, un antiguo limpiacristales que un buen día decidió disfrazarse de clown para mofarse de las autoridades holandesas. La doctrina “provo” fue bautizada como “Filosofía Blanca”, y su principal lema era la necesidad de eliminar el trabajo.

La primera gran lucha de los “provos” persiguió la legalización de la marihuana. Con el fin de evidenciar la ignorancia y los tópicos existentes con respecto al consumo de cannabis, inventaron el “marihuettegame”, un juego tan sencillo como transgresor. Los participantes debían pagar una pequeña contribución por participar, y el ganador de la suma total sería aquel que lograra acumular más detenciones por consumo de cannabis. Las aportaciones de los jóvenes fueron tan numerosas que se formó un gran bote; de este modo, muchos de ellos tenían verdadero interés por fumar marihuana descaradamente para lograr la detención y optar así a la jugosa recompensa económica.


Los planes blancos


Otra iniciativa de los provos que acabó siendo muy popular fue la de reunirse en forma de “Happenings”, que solían celebrarse en el campo y en los cuales se organizaban conciertos, narcosalas, charlas filosóficas y juegos malabares. Precisamente en mayo de 1965, Van Duyn organizó un Happening con el fin de distribuir miles de panfletos en los que se anunciaba la fundación del movimiento y se diseñaban las estrategias a seguir.

Estas estrategias consistían en los llamados Planes Blancos. El primero de ellos, el Plan Blanco de Bicicletas, buscaba denunciar la contaminación generada por los vehículos privados y la pésima calidad del servicio de transporte público de Amsterdam. Con el fin de provocar a la sociedad, los “provos” invadieron las calles de la ciudad con miles de bicis pintadas de color blanco. Circulando en dirección contraria, deteniéndose en medio de la calzada o, simplemente, lanzando las bicis a la vía, los provos consiguieron colapsar completamente el tráfico de Amsterdam. ¿Consecuencias penales? Ninguna: salir a la calle con una bici blanca no era un acto constitutivo de delito. Pero el éxito de su plan fue incontestable: Holanda entera quedó impresionada y las imágenes dieron la vuelta a medio mundo.

Otros planes blancos muy exitosos fueron el Plan Blanco de Chimeneas, dirigido a pintar de blanco aquellas fábricas y casas que emitieran más humo del tolerable; el Plan Blanco para Mujeres (asistencia médica y farmacéutica gratuita para mujeres), o el Plan Blanco de los Rumores, que consistía en difundir rumores creíbles entre todos los medios de comunicación y la policía con el fin de crear una sensación de pánico general.


Fin de los provos


La tribu de los "provos" desapareció formalmente en junio de 1968, coincidiendo con el pesimismo generado por la represión ejercida por las autoridades soviéticas, francesas y estadounidenses frente a los movimientos revolucionarios iniciados esa misma primavera. Sin embargo, el espíritu “provo” no ha desaparecido todavía de la capital holandesa. Cualquiera que pasee por las céntricas calles de Ámsterdam y observe una ciudad limpia, en la que se circula en bicicleta y en la que es posible fumar hierbas en ciertos locales, tal vez esté observando los resultados de una lucha social iniciada con frescura y sentido del humor hace ya más de cuarenta años.


Obtenido de:Wikipedia


El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU

Movimiento Anarcopunk

Publicado en General el 27 de Febrero, 2007, 21:07 por Sergio_Damian

El anarcopunk es un movimiento como lo dice el nombre punk mezclado con ideas anarquistas sus bases son la libertad e igualdad ya que rechazan cualquier jerarquía y explotación. A este movimiento se le unen otros pero siempre libertarios. Es completamente anticapitalista lo más notable del movimiento es la solidaridad que existe entre los miembros del movimiento. La principal diferencia que existe con las otras ramas del punk es el radicalismo tan libertario que existe.El anarcopunk no solo es musica, es una forma de vida que busca la libertad. El anarcopunk es un movimiento musical de ideología anarquista y que surge dentro de la corriente músico-cultural del punk de la década de 1970 en Inglaterra. Una de las primeras bandas de música anarcopunk que se recuerdan son los Crass. Sus letras reivindicativas de denuncia y crítica les diferenció de aquellos primeros punkis que principalmente buscaban provocar con sus indumentarias, comportamientos violentos y simbologías en ocasiones contradictorias (como la esvástica).El anarcopunk se expandió ampliamente entre la escena de música punk hasta el punto en que mucha gente ha llegado a identificar a todo el movimiento punk con las ideas anarquistas que reflejaban Crass en sus letras.Pues este subgenero encajo precisamente en la epoca en que paises como Reino Unido y EEUU estaban sumidos en crisis sociales, y que grupos como Sex Pistols, The Clash y The Ramones aprovecharon para alimentar las letras de las canciones, en las cuales el pueblo s veia identificado, pues defendia al obrero, al gheto, al pueblo, de la represion del estado, y de la manipulacion de los medios de comunicacion y de la falta de libertad de expresion. Aunque a algunos de estos grupos se les critica por haber cedido sus derechos a disqueras ( atenta contra la ideologia punk de atacar la manipulacion mediatica y lo comercial) como The Sex pistols al firmar el contrato con la disquera Emi, lo que le trajo serios problemas al movimiento, que gracias a la rebeldia y locuras de los integrantes de la banda (jhonny rotten, sid vicious, steve jones y paul cook) se cancelo meses despues, y a la gloria adquirida por estos en su cancion estrella contra la monarquia God save The Queen, por la que consiguieron ser la banda mas escuchada en todo Reino Unido aun siendo censurada por el contenido de su letra ofensiva contra la reina isabel.


Algunas bandas que se podrían considerar anarcopunk también han mezclado tendencias musicales tales como el hardcore y el ska hasta el punto que es usual escuchar a una de estas bandas tocando cualquiera de estos estilos o mezclándolos.


El anarcopunk ha tenido multitud de expresiones en habla hispana. En España, por ejemplo, buena parte de la escena de música alternativa de la década de 1990 estaba representada por bandas de punk-rock que asumían en buena parte el ideario anarquista. Algunos de los ejemplos más representativos podemos dividirlos en dos formas de entender la música anarcopunk. Por un lado, los que fueron o son activamente militantes dentro de alguna organización anarquista como por ejemplo Sin Dios, Puagh, Kolumna Durruti o Los Muertos de Cristo. Estos grupos tratan o han tratado de evitar las distribuidoras oficiales, es decir, los circuitos comerciales de música y se han promocionado dentro del circuito de música alternativa.


Por otro lado, ha habido numerosos grupos bajo la indumentaria y el discurso anarcopunk, pero con menor compromiso político.


Muchos anarcopunks apoyan causas como los derechos animales, feminismo, el movimiento antiguerra, el movimiento antiglobalización, y muchos otros movimientos sociales. Aunque Crass defendía el pacifismo, no todos los anarcopunks lo hacen. Algunos son pacifistas, muchos apoyan la acción directa, y otros ven la acción directa y la protesta sólo como una parte del movimientos, defendiendo también la rebelión armada contra las instituciones a las que se oponen.




La ética punk del "Hazlo tú mismo"




Muchas bandas anarco-punk, especialmente a nivel local han adoptado la filosofia del "Hazlo tú mismo" ("DIY", "Do it yourself" en inglés). De hecho un eslogan anarcopunk dice "DIY not EMI" ("Hazlo tú mismo, no EMI"), en referencia a la mutlinacional discográfica que entre muchos otros estilos, ha lanzado a grupos de punk comercial.


Ante la contradicción de que editen discos de ideología anticapitalista vendiéndolos como bienes en el mercado capitalista, se responde a veces que ésa es la forma de difundir dicha ideología. Otras bandas, en cambio, participaron en una cultura del casete, grabando su música en cintas que distribuían personalmente. Una de las formas era enviar la cinta por correo al recibir una cinta virgen y un sobre con la dirección.


El movimiento anarcopunk también ha tenido su propia red de fanzines (llamados a veces punk-zines) para difundir noticias, ideas y obra gráfica de la escena. Estos fanzines también solían seguir el "Hazlo tú mismo", produciéndose con fotocopiadoras en tiradas más de cientos que de miles (con excepciones como Toxic Graffiti), y distribuyéndose a mano en los conciertos de punk.




Obtenido de:Wikipedia

Movimiento Punk

Publicado en General el 27 de Febrero, 2007, 21:00 por Sergio_Damian
El punk es un movimiento musical de origen urbano (tribu urbana) que apareció a finales de los años 70 en Estados Unidos e Inglaterra.

Normalmente las personas que integran este movimiento defienden los principios de igualdad y equidad. No tienen ninguna ideología política concreta pero muchos apoyan el anarquismo, además de algunas corrientes ideológicas de izquierda.En lo musical, las letras del punk van generalmente ligadas a estas ideologías y sus composiciones, especialmente las de sus inicios, se caracterizan por su actitud independiente y amateur. Su música es un tipo de rock, sencillo, con melodías simples de duraciones cortas, pocos arreglos e instrumentos, y por lo general de veloz composición.


Caracteristicas musicales


En sus inicios, el punk era una música muy simple y cruda. Sin embargo, el género se ha combinado con muchos otros, y a medida que ha pasado el tiempo, ha ido evolucionando. Aunque sigue siendo una música relativamente fácil de tocar, se ha vuelto más rápida y las melodías con la guitarra han mejorado.

Musicalmente, el punk se define por canciones simples, usa letras con orientaciones políticas y sociales, sin orquestaciones ni grandes pretensiones. Usa un ritmo rápido y agresivo propicio para el denominado "Moshing (en inglés) , Pogo o en algunos países denominado slam". Se basa en empujones y golpes entre los que bailan, generando un ambiente caótico.

La guitarra se caracteriza por sus veloces rasgueos muteados, es decir, silenciados parcialmente con la palma de la mano, dando un efecto conocido como palm mute (enmudecer con la palma, en español). El bajo por lo general sigue solo la línea del acorde y no busca adornar con octavas ni arreglos la melodía. La batería por su parte lleva un tempo acelerado, con ritmos sencillos pero agresivos.


Origenes del termino punk


El término inglés "punk" no tiene un significado claro. Es un término despectivo cuyo significado puede variar, aplicándose a objetos (significando algo así como "basura") o a personas (significando vago', despreciable, o también basura, escoria).

Es también un termino en las prisiones que se designa a un preso que es violado por otro. A nivel musical, el término Punk se utilizó por primera vez en la revista del mismo nombre, creada por Legs McNeil para definir a un grupo de adolescentes que gustaban del Rock'n'roll, las mujeres y las hamburguesas. Para diferenciarlos, se utiliza el término Punk Rock boy (Roquero Punk).


Historia del punk


En Europa, después de la Segunda Guerra Mundial, la gente que sobrevivió estaba sumida en la miseria. Muchas estructuras de Londres habían sido destruidas, así que muchos huérfanos sin hogar se unieron en pequeñas pandillas y se refugiaron en las alcantarillas de Londres, dando origen a su denominación de Underground.

A finales de los años 60s, una corriente de jóvenes de Gran Bretaña y otros países industrializados consideraban que el rock había pasado de ser un medio de expresión para los jóvenes, a una mera herramienta de mercado y escaparate para la grandilocuencia de los músicos de ese entonces.

Las obras discográficas de bandas de rock a principios de los 70 llevaban meses de grabación, grandes orquestaciones y millones de dólares como inversión; sin mencionar lo costoso y elaborado que resultaban las majestuosas y pomposas giras y presentaciones en vivo, las cuales exigían enormes escenarios, apoyos lujosos que iban desde iluminación y escenografía, hasta fuegos pirotécnicos. Todo esto alejaba el rock de la gente común, y pronto el status de rockero dejó de ser identificable con la vida cotidiana del joven promedio. Una primera corriente de nuevas bandas buscó regresar al rock a sus bases primitivas, a la simplicidad y el minimalismo.

Muchos se abanderaron bajo el mote de Garage, tomando como principal influencia el sonido de guitarras impuesto por lo que en Estados Unidos se llamó invasión inglesa (The Kinks, The Beatles, The Rolling Stones, etc), recrudeciendo más el sonido y con composiciones menos profesionales. Estos grupos después serían bautizadas como parte del movimiento proto-punk, ya que estas, junto con otras bandas y estilos serían quienes ya fuera con su sonido o sus ideales (la actitud de "hazlo tú mismo" comenzaban a asomarse en algunos de ellos, y Los Saicos hacían lo suyo en Perú hacia 1964) terminarían de darle forma a lo que conocemos como punk. Mientras que en los setenta, bandas como Led Zeppelin, The Who, Pink Floyd, o Queen -entre muchas más- llevaban al extremo sus producciones y presentaciones, subiéndose al estatus de estrellas; en el underground, bandas como MC5, The Velvet Underground, New York Dolls, y los Stooges, ya en los sesenta le habían dado vuelo a un nuevo género que estallando una década después cambió la historia del rock por completo.

En 1974, en Nueva York, cuatro chicos de clase media urbana se unirían en la que algunos consideran la primera banda punk: The Ramones. Sus canciones, melodías de no más de tres acordes, con composiciones sencillas, sin solos o grandes arreglos, cuyas letras tratarían temas comunes y de su vida cotidiana, y en especial su actitud anti-moda, sería la definición perfecta del naciente género punk, y una pauta a seguir para las bandas por venir.Por su parte en Inglaterra se terminaría de crear el punk, si bien no tanto musicalmente, sí sucedería socialmente. Encabezados por los antilíderes Sex Pistols, la juventud de clase obrera tomaría la guitarra el bajo y la batería como armas y medios de expresión para gritar al mundo su repudio al orden social. Tal como después sucedería en muchos otros países, en Inglaterra pronto los grupos tomaron influencias de otros géneros, dándole un toque característico y especial al punk británico; el cual tomaría influencias del glam rock, con sus pequeños riffs y su indumentarias; y del reggae y ska jamaiquinos, el cual es notable en especial en The Clash, considerado junto con los Sex Pistols el principal grupo británico de punk.

Así pronto Nueva York se convertiría junto con Londres en la cuna del punk, atrayendo a miles de jóvenes que hasta entonces no sentían que pudiesen encajar con un mundo que se pintaba ajeno a su sentir.

Con el tiempo el género tomaría diferentes caminos y en su paso evolucionaría en muchos subgéneros, algunos determinados por características musicales, otros simplemente por sus letras o las ideologías que respaldaban.

En definitiva, se podría decir que, paradójicamente, la música ocupaba un segundo plano, por no decir un tercero o un cuarto. Lo cual no tenía mucho sentido, ya que en teoría se trataba de grupos "musicales".


El punk en Iberoamérica


En México el movimiento empezó por 1973 en la ciudad de Tijuana influenciado por ser ciudad fronteriza con los Estados Unidos con Solución Mortal. Tiempo después a finales de los 70´s nacieron en las zonas marginales de la Ciudad de México bandas como Rebel D'Punk, Atoxxxico y Masacre 68.

Los nuevos grupos del punk mexicano están muy influenciada por el emo como el caso de los tamaulipecos División Minúscula, los tapatios Thermo y los chilangos Austin tv, aunque esta última banda tiene grandes influencias de indie, principalmente de bandas como Radiohead. También hay una banda más de influencias punk puras originaria de Chihuahua llamada Seis Pistos.

En España, ya por 1976, había empezado a tocar La Banda Trapera del Río, pioneros del punk del país. A partir de los años 1980 en adelante encontramos bandas como Siniestro Total, Larsen y Seguridad Social (de ahí las S.S), La Polla Records, Kortatu, Cicatriz, Eskorbuto, etc. Siempre estuvo muy relacionada con el el Rock Radikal Vasco, y la Movida de los años 1980.

En Perú, la primera fue Los Saicos como banda proto-punk en 1964, luego le siguieron Leusemia en 1983, Zcuela Cerrada, Autopsia y Guerrila Urbana en 1994. La primer banda que tomaría el rotulo de punk seria Eutanasia. Otras bandas destacadas serían G-3 en 1986. De los 90s destacan: Héroe Inocente, PTK, 3 Al Hilo, Irreverentes, Generación Perdida y más. Para el 2000 el sonido neo punk imperaria con bandas como 6 Voltios, Diazepunk, Inyectores y más.

En Argentina la primera banda de punk rock fue Los Violadores, alrededor de 1980. A fines de los años '80 nace Attaque 77 y Flema uno de los grupos más representativos del género, junto con Bulldog y Dos Minutos. En la década de los 90´ nacen bandas tales como Cadena Perpetua, Superuva o Ruido Explicito.

En Chile la banda punk más antigua es Fiskales Ad-Hok Banda nacida en la década de los 80 durante la dictadura, se pueden nombrar también otras como Punkora, Machuca y Los Miserables.

En Uruguay se puede citar a Los Buitres y Trotsky Vengarán (TKY VGN), cuyos vocalistas son hermanos, o La Chancha. También a La Sangre De Veronika (LSDVK), Motosierra, Graffolitas, Nada Que Hacer y Mandala. En ciudades del interior, se está volviendo al movimiento under de bandas de punk rock, como por ejemplo en Mercedes la banda Silfo, y en Melo bandas como La Viuda y Frenesí.

Venezuela vio surgir el punk local a partir de la banda Seguridad Nacional en 1979.En Brasil se señala a Raimundos y Ratos de Porao como las agrupaciones más importantes.


Costumbres punk en 1976 a 1979


El Punk, en sus inicios, introdujo una serie de chocantes costumbres nuevas. Parte de ellas se fueron atemperando en los años 1980.

La automutilación con finalidad estética. Los punks perforaban sus mejillas y aletas nasales con imperdibles, lo cual provocaba dolor e infecciones.

La exhibición de símbolos nazis. Los punks de la primera oleada vestían copias de chaquetas de uniformes alemanes de la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, la moda se simplificó simplemente en portar svásticas. El uso de estos símbolos no respondía a ninguna identificación con el nazismo, sino simplemente se portaban con al hábito de provocar.

Algunos locales Punk llegaron a colgar banderas nazis con el mismo propósito. El escupir a los músicos en los conciertos. Esta costumbre se inició en los conciertos de Johnny Rotten, según el director de "La gran estafa del Rock and Roll": "Cuando Rotten por fin salió al escenario, parecía Agincourt. Salieron esas bolas de mocos por los aires que dejaron a John como si fuera Medusa." Siouxsie enfermó de conjuntivitis, después de que un esputo le alcanzase en un ojo.

Joe Strummer sufrió de fiebre glandular después de tragar involuntariamente un esputo.El baile pogo. Fue inventado por Sid Vicious porque este era muy pequeño y no llegaba a ver al escenario, entonces saltaba para poder ver. Este baile consiste en mover todo el cuerpo al ritmo frenético de la música, se baila dentro de un corro de personas y, debido a la violencia del baile y muchas veces a la indumentaria (como pulseras con pinchos), los golpes, empujones y heridas estaban a la orden del día.

La estética punk buscaba rehuir de todas las convenciones aceptadas, por lo que los punks adoptaron elementos tales como cortes de pelo intencionalmente mal hechos (que derivaron en las típicas crestas), teñidos capilares en colores inusuales (rojo, verde, azul), botas demasiado grandes y sin atar, collares y muñequeras de pinchos y ropa rota, pintada y con parches.

Johnny Rotten, cantante de los Sex Pistols, asegura en The Flith And The Fury: "Era la falta de dinero, la pobreza y el hambre, lo que habían convertido al punk en algo nuevo y excitante, pero ya ha llegado, la estereotipación, el unifome punk, la falta de originalidad ".


Idiologia punk


La filosofía punk puede resumirse en "Hazlo tu mismo". Rechaza los dogmas, y no busca una única verdad. Cuestiona todo lo que rodea, con un desprecio por las modas y la manipulación mediática. También está en contra del consumismo y llama a la gente a no dejarse engañar y a pensar por sí mismos.

Entre las ideologías que suelen ir asociadas al punk se encuentran el anarquismo, el antimilitarismo y el antifascismo (por la diferencia de clases y racial). La filosofía punk se centra en el individualismo, la rebeldía, buscando liberarse de la opresión, de la autoridad y en no estar de acuerdo en la sociedad, así como de los estigmas sociales.

Algunas personas, como muchos de los que a partir de la década de 2000 se unieron al nuevo boom punk, (Good Charlotte, etc.), usan la estética, descartando la filosofía (poseurs), siendo categorizados usualmente dentro del subgénero Happy punk o el Pop punk. Estos grupos suelen provocar el rechazo de los que se consideran "auténticos punks".


Obtenido de: Wikipedia


El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU

Los hippies

Publicado en General el 27 de Febrero, 2007, 20:55 por Sergio_Damian


Fueron parte del llamado movimiento de contracultura de los años 1960. Adoptaban un modo de vida comunitario o estilo de vida nómada, basado en el amor y la paz a todo su actuar diario, renegaban del nacionalismo y la Guerra de Vietnam, tomaban aspectos de religiones como el budismo, el hinduismo, y también de las religiones de los indios norteamericanos. Estaban en desacuerdo con valores tradicionales de la clase media estadounidense. Ellos consideraban el paternalismo gubernamental, el militarismo, las corporaciones industriales y los valores sociales tradicionales como parte del sistema, que no tenía legitimidad.

Los hippies se basaban en una automarginación que practicaban de la sociedad, buscando transformarla en una en donde la paz y el amor fuesen valores más importantes. Esto los hizo oponerse a gran parte de las doctrinas, valores o costumbres comúnmente aceptados.Sus principios tienen conexión con los principios del Liberalismo Social.


Origenes


La palabra inglesa hippie deriva de otra palabra en inglés, hip, que quiere decir "popular, de moda". De ese término se deriva la palabra inglesa hipster (un "hipista"), que indica a los que pretenden ser hip, los bohemios. En los EE.UU. antes de los años 1960, los bohemios y los hipsters por lo general se envolvían con la cultura negra (por ejemplo: Harry "The Hipster" Gibson y también uno de los más revolucionarios el famoso Miguel W. Larrea) y el jazz. El 6 de septiembre de 1965, en un periódico de San Francisco, el periodista Michael Fellon usó la palabra hippie por primera vez para referirse a los jóvenes bohemios (al contrario de los viejos bohemios de la llamada generación beat). Pero la gran prensa aún tardó casi dos años en utilizar la nueva palabra.

El movimiento hippie tuvo su apogeo en fines de los años 1960.


Legado



Alrededor de 1980, mucho del estilo hippie, pero muy poco de la esencia del movimiento, fue absorbido por la cultura principal. La gran prensa perdió interés en su subcultura, pero muchos hippies mantuvieron una profunda conexión con la misma. Como los hippies tendieron a evitar la publicidad después del Verano del Amor y de Woodstock, surgió un mito popular de que el movimiento no existía más. De hecho, continuó existiendo en comunidades en diversos países. Aún hoy, muchos de ellos se encuentran en festivales y encuentros para celebrar la vida y el amor, como en el Festival de la Paz.


Estilo y comportamiento



Los hippies suelen dejarse el pelo y la barbas más largos que lo considerado "elegante". Mucha gente no asociada a la contracultura consideraba estos largos cabellos una ofensa, o "anti-higiénicos", en parte por causa de la actitud iconoclasta de los hippies, o consideraban aquello "cosa de mujer".

Otras características asociadas a ellos fueron:

Ropas de colores brillantes,o, en su defecto, desteñidas, y algunos otros estilos, (tales como camisas teñidas, con flores, o ropas de inspiración hindú). Apreciar tocar músicas en las casas de amigos o en fiestas al aire libre como en el "Human Be-In" en la ciudad de San Francisco, California, o en el Festival de Woodstock en 1969. (Actualmente, existe el llamado "Burning Man Festival") Amor libre.

Vida en comunas.Uso de Incienso.Uso de drogas como marihuana, hachís, y alucinógenos como el LSD y psilocibina (extraído de un hongo)El uso de la marihuana era exaltado por su naturaleza prohibida, más que por sus efectos alucinógenos.


Obtenido de: Wikipedia


El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU

La generacion Beat

Publicado en General el 27 de Febrero, 2007, 20:51 por Sergio_Damian


El término Beat Generation surge durante una conversación entre Jack Kerouac y John Clellon Holmes en 1948. La intención de sus miembros no era la de nombrarla, sino la de "desnombrarla". A finales de 1952 apareció en el New York Times Magazine un artículo de John Clellon Holmes titulado "This is the Beat Generation " que captó la atención del público.


El término comenzó a utilizarse de tal manera, y sin discriminación alguna, hasta el punto de que en 1959 Kerouac considerara necesario corregir públicamente el abuso de esta denominación en los medios de comunicación, donde se empleaba con las connotaciones de "totalmente vencido", o fracasado, o en el sentido de "ritmo". Jack intentó mostrar el sentido correcto de beat sugiriendo su relación con palabras como "beatitud" y "beatífico", conexión que se explicaba porque, en sus ideales, el movimiento beat se sentía atraído por la naturaleza de la conciencia orientada a la comprensión del pensamiento oriental, hacia prácticas de meditación, etc. Esta "redefinición" que Kerouac hacía del término pretendía orientar hacia imágenes simbólicas del estilo de la derrota u oscuridad necesarias, precedentes a la apertura a la luz y la supresión del ego que conducen a la iluminación religiosa.


Allen Ginsberg, el más famoso de los poetas beatniks, observaba en el prólogo al libro "The Beat Book", editado por Anne Waldman y Andrew Schelling, otro posible significado: "acabado", "completo", en la noche oscura del alma o en la nube del no saber. E incluso "abierto", en el sentido whitmaniano de "apertura a la humildad". Pero, independientemente del significado que quiera dársele, el uso de Beat Generation pasa a designar un movimiento literario formado por un grupo de amigos que desde mediados de los años cuarenta habían trabajado juntos escribiendo poesía y prosa, y que compartían una idea de cultura y aficiones o fuentes de inspiración similares, tales como la música jazz.


El grupo inicial estaba formado por Jack Kerouac, Neal Cassady, William Burroughs, Herbert Huncke, John Clellon Holmes y Allen Ginsberg. En 1948 se unieron Carl Salomon y Philip Lamantia; en 1950 Gregory Corso; y en 1954 Lawrence Ferlinghetti y Peter Orlovsky.

Este grupo, que acabó denominándose la Generación Beat, revitalizó la escena bohemia cultural norteamericana. Su energía se desbordó hacia los movimientos juveniles de aquella época (On the Road -En el camino, 1957- de Kerouac, asumió carácter de manifiesto universal de una juventud que quería huir de lo establecido), y fue absorbida por la cultura de masas y por la clase media hacia finales de los años cincuenta y principios de los sesenta.


Sus ideales abogan por un arte como manifestación de las texturas de la conciencia. Su canto a la liberación espiritual derivó hacia una liberación sexual, particularmente homosexual, que hizo de catalizador en los movimientos de liberación de la mujer y de los negros. Llevados por una visión tolerante y no-teísta, un antifascismo cósmico, un eclecticismo... se interesaron por las sustancias psicodélicas como herramientas de conocimiento.

Centraron su lucha en contra de los valores tradicionalistas y puritanos de Estados Unidos, contra el "American Way of life", un repudio implícito a los valores comerciales, para cuyo reemplazo proponían los ideales expuestos por Whitman en "Hojas de hierba". Los beatniks, los miembros de la Generación Beat y sus partidarios, no son tan novedosos como se creyó cuando aparecieron, y fueron suprimidos del escenario por la publicidad. Una paradoja: luchaban contra la sociedad de consumo y resultaron vencidos por una de las poderosas armas sociales.


Obtenido de: www.wikipedia.org


El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU

Contracultura

Publicado en General el 27 de Febrero, 2007, 20:50 por Sergio_Damian
 

La contracultura es un movimiento social surgido en los Estados Unidos en la década de los 60, especialmente entre los jóvenes. Rechaza los valores sociales y modos de vida establecidos y propone valores y soluciones alternativas: pacifismo, vida en comunas, retorno a la Naturaleza, experimentación con drogas psicodélicas, amor libre, espiritualidad oriental, consumo frugal. En este sentido, puede hablarse tanto de una ofensiva contra la Cultura (oficial) como de una "cultura a la contra" que permanece (al menos en un primer momento) al margen del mercado y los medios de formación de masas, en el underground.

Los grandes iniciadores de la revolución contracultural fueron los beatniks: Allen Ginsberg, Jack Kerouac y William S. Burroughs, forjadores de la identidad inconformista y, a la postre, cimientos del movimiento hippie. En la segunda mitad de los 60 Timothy Leary, Ken Kesey, Alan Watts y Norman O. Brown, entre otros, desarrollaron la teoría y praxis contracultural, convirtiéndose en cabezas visibles del movimiento. La música pop de la época no se entiende sin este contexto intelectual y social: de hecho, la cantante de blues Janis Joplin fue el símbolo femenino de la contracultura de los 60. Otros artistas muertos en plena juventud, como Jimi Hendrix y Jim Morrison, fueron considerados también como mártires e iconos del movimiento.

En la actualidad, se puede definir como las manifestaciones culturales que se presentan como alternativa o complemento de la cultura predominante, generalmente preservada y transmitida por pequeños grupos sociales. En múltiples ocasiones los movimientos de contracultura han sido absorbidos por la superestructura, que los desactiva convirtiéndolos en modas inofensivas.

Fuente: www.wikipedia.org

El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU

Artículos anteriores en General